miércoles, 27 de mayo de 2009

LATÍN 2 BACHILLERATO


LATÍN 2 BACHILLERATO
SM
Javier GÓMEZ ESPELOSÍN
Antonio GUZMÁN GUERRA

Estos días he recibido en el departamento una muestra de los libros de Latín y Griego que la editorial SM propone para 2º de bachillerato. Debo, en primer lugar, agradecer a la editorial y a su representante que, amablemente y sin que se lo solicitase, hayan puesto a mi disposición de forma totalmente gratuita este material para su examen.

El método de Latín que la editorial SM propone para los/as alumnos/as de 2º de bachillerato se estructura en 14 unidades didácticas, cuya distribución interna es la que sigue:
  1. presentación de la unidad; se trata de las acostumbradas fotos con los títulos y el resumen o anuncio de los contenidos que se van a tratar, más el texto "motivador" al uso.
  2. sección dedicada al léxico; se trata aquí tanto aspectos básicos de la evolución del latín al castellano y otras lenguas peninsulares desde la aproximación a un campo semántico determinado. Parece, en principio, lo más aprovechable de este método.
  3. literatura latina; se trata de la acostumbrada sección dedicada a los distitos géneros de la literatura latina. En esta sección se incluye un texto latino con traducción y comentario. Quizá el apartado del comentario sea lo más atractivo, pero presenta un doble inconveniente; por un lado, es muy simple para el profesor, pero, por el otro, es demasiado complejo para el/la alumno/a.
  4. lengua latina; apartado dedicado a la explicación de la sintaxis latina, con una sección dedicada a trabajar la traducción. Los apartados de sintaxis son a veces demasiado simples y la propuesta de traducción parte de unos presupuestos en exceso tradicionales.
  5. textos latinos; sección dedicada a la traducción de textos latinos originales de los géneros o autores tratados en la lección.
  6. actividades.
  7. hacia la universidad; propuesta de texto y actividades para preparar la Prueba de Acceso a la Universidad.
En mi opinión se trata de un método demasiado tradicional, que persevera en la vana ilusión de acercar a los/as alumnos/as al latín desde textos originales. Esto presenta dos dificultades; primero, se enfrenta al alumno con una lengua literaria y elaborada que desborda, con mucho, los conocimientos que pueda haber adquirido en uno o, a lo sumo, dos años de latín. Segundo, enfrenta al alumno en muchos casos con unos géneros literarios cuyos temas, lengua y contexto le son totalmente ajenos. Si a eso le sumamos el recurso al diccionario como herramienta de ayuda básica, tenemos todos los ingredientes necesarios para conseguir que nuestros alumnos aborrezcan el latín.

Como se deduce de lo anteriormente dicho, no recomiendo este método, que, como todo, sin embargo, puede servir de ayuda al profesor, sobre todo a la hora de tratar y estudiar el léxico latino y su evolución al castellano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada